jueves, 29 de marzo de 2018

Emaus Desanimo y Abandono. Lucas 24


El desánimo es una de las armas más poderosas que tiene satanás. Una persona desanimada es una persona que ha perdió el deseo de luchar, ya no tiene sueños, metas, todo le parece igual podríamos decir que una persona desanimada está muerta y se ha abandonado al fracaso.
Una persona desanimada y abandonada no puede ver lo que hay a su alrededor donde todos ven oportunidades el desanimado solo ve fracaso. V 15- 16 “Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. Más los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.

Todo cristiano desanimado es incapaz de poder experimentar la presencia de Dios en su vida. El desanimado va al templo y no siente nada. David cuando iba al templo lograba disfrutar de la hermosura de Jehová. Salmos 27: 4 “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.
Características de un Desanimado.
1. Nunca está seguro de lo que cree o de lo que quiere. V 21 “Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.
2. Siempre reacciona tarde por lo general son negligentes. V 31 “Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista.
3. No pueden entender las señales del Espíritu. V 32 “Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?” el desanimado siempre cree que Dios no le habla.
4. Necesitan ver para creer. V 35 “Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.
Como evitar el Desánimo en nuestra Vida.
1. Acepta que en este mundo siempre habrán dificultades. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
2. Evita pensamientos negativos. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
3. Declara sobre ti lo que quieres ser. La recomendación de Dios es que el débil declare que es fuerte. Joel 3: 10 “Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.
4. Cree que eres una persona bendita. Efesios 1: 3 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,
5. Proponte disfrutar cada nuevo día. Salmos 118: 24 “Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él.” de ti depende como quieres ver cada nuevo amanecer. Lo puedes ver como el peor de tus días o puedes declarar que a pesar del frio o el calor para ti será el mejor día.
6. No tengas miedo a equivocarte. Las únicas personas que creen que nunca se equivocan son aquellas que nunca se atreven hacer algo. Si hoy podemos disfrutar de muchos inventos que han facilitado nuestra vida es porque hubo personas que cada vez que se equivocaron lo volvieron a intentar una y muchas veces más.
7. Evita la monotonía. Trata de cambiar o alternar tus actividades durante el día. El hacer siempre lo mismo y de la misma forma es lo que nos lleva a tener una vida sin sentido y desagradable.
8. Evita la ansiedad. La ansiedad nos lleva a la desesperación y la desesperación nos hace ver todo mal. 1 Pedro 5: 7 “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros
9. Ten un propósito o una meta. Las personas que no saben que es lo que quieren o para donde van por lo general se desaniman con bastante facilidad.
Una persona desanimada es muy fácil de llegar al fracaso. Deja de creer que eres el único que sufre todos los seres humanos tenemos problemas lo único que tenemos que hacer es esforzarnos por cada día mejorar.