jueves, 5 de abril de 2018

Que Dicen tus Actos. Juan 1.


Resultado de imagen para QUE DICEN TUS ACTOSCuando los Actos hablan las palabras sobran, el pescado no necesita decir que es un pescado por el olor se sabe que es un pescado. Al igual que un perfume, para que la gente se entere que él es un perfume no necesita decir que lo es. Basta con su fragancia, es más el perfume puede haberse acabado pero su fragancia queda impregnada en el frasco. Y aun en el ambiente.
Los Actos valen más que mil palabras. Jesucristo a través de su propia vida como ejemplo, quiere enseñarnos lo importante que es dejar que nuestros Actos hablen más que nuestra boca, muchas veces nosotros hablamos más de lo que en realidad somos. Y después nuestros actos se encargan de avergonzarnos.

Felipe quería convencer con argumentos a Natanael para que siguiera a Jesús, al ver la negativa de Natanael opto por simplemente decirle ven y mira con tus propios ojos los actos de Jesús. V 45-46 “Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.
Los actos de una persona son fundamentales para hablar de ella misma, a los actos Jesús le llama frutos, la mejor forma de conocer a una persona no es por su habilidad para hablar, la mejor forma de conocerla es por sus frutos. Mateo 7: 20 “Así que, por sus frutos los conoceréis.
Como mejorar nuestros Actos.
1. Piensa que lo que tu hagas también te lo harán a ti. Gálatas 6: 7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” si nosotros pensáramos en esto no actuaríamos de manera acelerada y sin control.
2. Piensa que quieres que los Demás hagan contigo. Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” si nosotros sabemos que los demás van hacernos lo que nosotros le hacemos consideraríamos que nuestros actos son como una especie de Inversión.
3. Cambia tu manera de Pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.  Nuestros actos están determinados por nuestros pensamientos, cambia tu manera de pensar y cambiara tu manera de vivir.  
La fe es positiva y es negativa si tú piensas que no puedes esa es tu fe por lo tanto nunca lo lograras, si tú piensas que si puedes esa es tu fe por lo tanto lo podrás conseguir.
4. Mejora tu manera de Hablar. Colosenses 4: 6 “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno” la forma de hablar de una persona atrae o repela a los demás,
5. Sirve sin Condiciones. Mateo 20: 28 “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” Las personas serviciales fácilmente se convierten personas importantes para los demás, si quieres ser grande ante los demás no te creas más que los demás, simplemente sirve de corazón.
6. Preocúpate por los Demás. Mateo 9: 36 “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.
7. No Te creas más que los Demás. Romanos 12: 3 “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.” Las personas que se creen más que los demás por lo general tienen mal comportamiento. Es necesario considerarse al nivel de los demás no importa que nuestra posición sea superior.
Nuestros actos son la mejor carta de presentación, de nada sirve todo lo que decimos si nuestros actos no respaldan a nuestras palabras. No trates de impresionar a los demás con lo que hablas simplemente se tú mismo, estas seguro que si te muestras tal como eres puedes conquistar o te pueden odiar. Es necesario trabajar siempre en mejorar nuestros actos.